Punto de destino, objetivos del plan de marketing

Dónde queremos llegar con el Plan de marketing

Iniciamos el procedimiento a futuro

Con lo que hemos visto hasta ahora, nos da una visión de la situación actual, un punto de partida, ahora toca definir hacia dónde queremos caminar y como, para esto definimos unos objetivos SMART, esta sigla es un acrónimo anglosajón que su traducción seria “especifico + medible + alcanzable + realista + limitado en el tiempo”.

Próximo paso toca definir la audiencia.

 

Plan de Marketing – Punto de destino

Objetivos Smart para un plan de marketing. Específicos, medibles, alcanzables, realistas y limitados en el tiempo.

¿Cómo definimos la audiencia?

Lo más fácil es a través de perfiles sociales, podemos establecer quién son las personas que consumen ya nuestros productos, si llevamos una trayectoria empresarial, consultando los históricos de venta, visitas a nuestro negocio, interacciones con nuestros vendedores o empleados, o por medio de un estudio de mercado, si queremos implementar los datos que ya tenemos o generar los datos que nos faltan. Definir la audiencia es identificar a los grupos de personas que nos escuchan o que nos gustaría que nos escucharan, ya que el mensaje tanto en contenido como en tono no es el mismo para todos. Poniendo un ejemplo cotidiano, no le hablamos de la misma manera a nuestros hijos que a nuestros padres ¿verdad? Pues a esto es a lo que nos referimos con la modulación del mensaje.

Cuando estamos analizando la audiencia, uno de los aspectos más importantes a considerar es qué tipo de personas nos encontramos, y sobre todo, qué problema le resolvemos a cada tipo con nuestro producto. Estas consideraciones nos darán muchas pistas cuando estemos en la etapa de afinar los mensajes.

 

Tenemos los objetivos, la audiencia, empezamos con el mensaje

En este punto del camino deberíamos definir qué queremos o qué no nos conviene hacer. Los parámetros tradicionales para crecimiento son; implementar producto o implementar mercado. Pues en función de la decisión que tomemos con los datos que hemos recopilado hasta ahora, definimos el mensaje para nuestros clientes, y aquí definimos porque nosotros, cuál es el beneficio que nosotros aportamos, porque el cliente se identifica con nosotros, cuál es nuestro valor añadido.

Definimos los canales de divulgación, aplicamos nuestros objetivos SMART, medimos, establecemos hipótesis, corregimos, y volvemos a medir, de esta forma vamos ajustando el mensaje y acercándonos a nuestros clientes, comunicándonos con ellos, escuchando sus demandas y atendiendo a sus necesidades. Aplicamos el plan.

 

¿Te hace falta un plan?  Paso a paso, te guiamos en el proceso de construcción. Prueba nuestra herramienta de trabajo para desarrollar tu plan de comunicación o plan de marketing.